Todas las entradas de: Ismael Muñoz Garcia

PASARÓN MERCE +: ¡ NOS VAMOS A MADRID A MANIFESTARNOS!

Manifestación.

Para el próximo  día 31 de marzo se ha convocado una gran manifestación en Madrid para exigir medidas efectivas y urgentes contra la despoblación y políticas que generen cohesión y vertebración en  España.

El problema de la despoblación, como ya es sabido afecta a una gran parte del medio rural de España, y de manera particular a nuestro municipio.

Desde aquí  quiero hacer un  llamamiento a todos los pasaroniegos de corazón,  de aquí y de allí, los que  aún residimos  y a la gran mayoría que os habéis visto obligados en el pasado a  emigrar a Madrid u otras ciudades y pueblos de España para acudir sin complejos a defender nuestra tierra y nuestros derechos, sacar carácter, dar la cara y dejar la apatía y la desidia con que habitualmente nos escondemos como “gorrinos gordos”,  para ir a  “ la capital” ante lo que califico  de “inacción política”, con el impulso de la sociedad civil y al unísono con otras comarcas de la España Rural olvidada y abandonada.

Quiero poner de manifiesto  mi profunda preocupación por lo que considero un desmantelamiento progresivo de nuestros derechos básicos (sanidad, educación, seguridad), por la falta de inversiones productivas, de medidas económicas, sociales y fiscales, por el envejecimiento progresivo de la población o por la disminución alarmante de la natalidad, entre otras.

En mi opinión, varias de las inversiones llegadas de la Unión Europea y recibidas por las administraciones nacionales, regionales y locales no han logrado, tal y como se han distribuido,  detener la sangría demográfica, que han generado en torno a ellas  un neocaciquismo y unas clientelas que parecen sentirse en el mundo rural en su medio ideal.

 

LA TIENDA DE ULTRAMARINOS: Una verdadera y triste especie extinguida.

Ultramarinos

Una verdadera y triste especie extinguida, ésta es la verdadera realidad de las tiendas de ultramarinos en Pasaron de la Vera. Aquellos comercios de intensos y variados olores que se fueron apagando como una vela al amanecer. Por ello hoy volvemos a atravesar la puerta de uno de ellos, para recordar viejos aromas, para rescatar de la memoria esos establecimientos que seguro todos conocimos y en parte añoramos.

El leve crujir de las tablillas de madera bajo nuestros pies, el ágil volteo de la puerta a nuestras espaldas y de pronto, ante nuestros ojos, un caos hermoso. Decenas de estanterías, aprovechadas hasta el último milímetro, atiborradas de mercancías de lo más variado. Pimentón, aceite, conservas, bacalao o polvos de azul añil o rojo óxido para pintar las fachadas de las casas o sus interiores. Todo tenía cabida en estos establecimientos que siempre parecieron ajados. La antítesis de la modernidad. Los comercios que suministraron de víveres a tantas generaciones.

Hubo alguno otro como éste en Pasarón como el del Sr. Manolo, el del Tío Lorenzo y posteriormente  José “Carolo” y Estefana, el de Tita y Vito o el de Basi.. En concreto el que visitamos hoy es el de Rogelio Mateos , posteriormente su hijo Ignacio y finalmente su nieta Sandalia.  Sus frascos de cristal, sus hermosas y grandes latas de conservas colocadas de manera ordenada Los enormes sacos de legumbres al granel situados a la entrada,  donde todos estábamos tentados de hundir nuestros dedos.  Estoy convencido de que observando esta fotografía a más de uno le vienen a la cabeza aromas y sensaciones casi perdidas.

En aquellos añejos locales apenas había espacio para maniobrar, uno tenía que controlar que tocaba o donde ponía las manos en todo momento, no fuera a ser que se llevase la reprimenda de esos resueltos tenderos que vigilaban de manera desafiante desde el otro lado del mostrador. Ahora,  observamos boquiabiertos esta reliquia de hace noventa y ocho años. Quien pudiese entrar una última vez a estos ultramarinos, pasearse por sus gastados suelos y escudriñar sus estantes y paredes en busca de algo tan intangible y preciado como la autenticidad y la cercanía entre los vecinos.

­­­­­­­­­­­__________________________________

Fuentes:

-Textos adaptados  y foto  de  www.secretosde Madrid.es. Artículo Fotos antiguas de Madrid: Los ultramarinos por Manu, el 3 de noviembre, 2015.

-Fotografía  de Almacenes de la Cañada.

ESTATUA-MENHIR DE PASARÓN DE LA VERA

Menhir.

Foto del Museo de Cáceres.

El Desde aquí quiero pedir tu apoyo y tu compromiso de participación  para manifestarnos  ante las Puertas del Museo de Cáceres  y reclamar lo que nos pertenece,  ante lo que considero un “expolio legal” por parte de la Junta de Extremadura.

El Museo de Cáceres ha participado en la X Edición de los Encuentros de Arqueología del Suroeste Península celebrada en Cáceres  en la presentación de un póster destinado a dar a conocer a la comunidad científica del hallazgo de la Estatua-Menhir donada por la familia Marcos Mateos al Ayuntamiento de Pasarón de la Vera y que estaba colocada en una pared de cierre de la parcela de la familia ubicada en Tejeda de Tiétar.

Esta pieza arqueológica pasa a incluirse en el grupo de Estatuas-menhir de carácter antropomorfo del que ya es conocida una gran concentración de hallazgo en el N.O. peninsular. Se trata de una pieza de grandes dimensiones que ingresó en el Museo de Cáceres en el mes de febrero de 2018, pasando a formar parte de su colección .

El artículo 55  de la Ley 2/1999, de 29 de marzo, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura – Descubrimientos casuales y titularidad de los restos arqueológicos- estable que el descubridor de los restos arqueológicos hará entrega del bien al museo público de la Comunidad Autónoma de Extremadura que la Consejería de Cultura y Patrimonio determine o a ésta misma. La Consejería de Cultura y Patrimonio determinará el lugar del depósito definitivo de los restos arqueológicos hallados teniendo en cuenta criterios de mayor proximidad al lugar del hallazgo y de idoneidad de las condiciones de conservación y seguridad de los bienes. Los Ayuntamientos tendrán derecho a guardar en sus locales aquellos objetos que no requieran protección especial o la tengan en la propia localidad. En cualquier caso los Ayuntamientos tendrán derecho a una réplica cuando no puedan conservar el original.

Desde febrero varios vecinos venimos reivindicando a la Consejería  una réplica de esta pieza para que se exhiba en la Plaza de la Iglesia de Pasarón de la Vera.

 

DESPOBLACIÓN EN LA COMARCA DE LA VERA.

Ine 2017

La comarca de la Vera sigue perdiendo población. Así lo indican las cifras oficiales publicadas por el Instituto Nacional de Estadística referidas al año 2017. 

  • Jarandilla de la Vera, con 2.868 habitantes, pierde 15 vecinos con respecto al año anterior.
  • Jaraíz de la Vera, con 6.477 habitantes, ha perdido 37.
  • Losar de la Vera cuenta con 43 personas menos, siendo su población de 2749.
  • Aldeanueva de la Vera también reduce población, siendo 29 vecinos menos.
  • Villanueva de la Vera, su censo, baja en 36 personas.
  • Madrigal de la Vera, resta 8 habitantes a los que tenía en el año 2017.
  • Valverde de la Vera baja en 25 personas.
  • Talaveruela de la Vera 19.
  • Robledillo de la Vera 12.
  • Guijo de Santa Bárbara 20.
  • Cuacos de Yuste pierde 4 vecinos.
  • Garganta la Olla 14.
  • Collado de la Vera 13.
  • Torremenga de la Vera pierde 15.
  • Pasarón de la Vera baja en 12 personas.
  • Arroyomolinos de la Vera 8.
  • Gargüera 5.

Tejeda de Tiétar y Viandar son las que no pierden población. La primera de ellas, es la única de la comarca que gana habitantes con respecto al año 2017, al sumar 4 vecinos. Por su parte Viandar de la Vera mantiene la misma población con respecto al año anterior, 233 vecinos.

EL TORO VETTÓN DE PASARÓN DE LA VERA

El toro vetton.

 Los verracos son figuras esculpidas en granito que suelen representan toros, cerdos, jabalíes y en ocasiones, animales no identificados. Los verracos son algo exclusivo de los vettones, pueblo celtibérico establecido en las actuales provincias de Ávila, Salamanca, el sur de Zamora, el oeste de Toledo y el norte de Cáceres, aunque ya sabemos que es difícil delimitar con precisión los territorios que abarcaba cada tribu.

En relación al Toro o Verraco de Pasarón sabemos de su existencia a través de las descripciones que nos han hecho llegarlos siguientes autores y que trascribo literalmente.

1.- José Ramón Mélida (1914-1916). Monumento figurativo.

Toro: existe cerca de Pasarón (Partido de Jarandilla), en la Vera de Plasencia, es de granito.

Como los anteriores está expuesto a cualquier  atentado de la ignorancia.

2.-Públio Hurtado (1902)

En muchos lugares de la región de Plasencia se tiene como cierta la existencia de tesoros  y se han constituido numerosos y poderosas sociedades para buscarlos; hago alusión , sobre todo, al caso del Cerro del Berraco, no lejos de Pasarón. En la solidad del berrocal habla, dícese, un toro petrificado con esta inscripción entre los cuernos : “ DONDE MIRA EL TORO ESTÁ EL TESORO”.

3.-Ramón y Fernández Oxea (1955)

En la primera mitad del siglo pasado existía en el alto denominado “ Cruz del Cerro” un verraco tallado en piedra con el que solía jugar los mozalbetes en sus ratos de holganza invernal. Un hombre del pueblo había soñado en repetidas ocasiones que en la Puerta del Sol de Madrid tenía su suerte y allá se encaminó un buen día seguro de encontrarla. Tan pronto llegó a la capital fue al sitio previsto en sus sueños y estuvo dos días paseando por las aceras de la popular plaza madrileña sin que ocurriese nada de extraño, pero al tercero se la acercó un individuo que le había estado observando los días  anteriores y le preguntó porqué estaba allí dos días seguidos con aquel aire expectante. El verato le explíco detalladamente su sueño y el otro le constestó; “ No habas caso de los sueños, pues no hace mucho que yo también soñé que en un pueblo había un verraco de piedra que por dentro estaba lleno de oro” El de Pasarón relacionó esta referencia con sus sueños de riqueza y con el verraco de la “Cruz de Cerro”,  y regresando  a su pueblo se apoderó de dicho monumento, no habiendo vuelto a tenerse noticias de él porque , sin dudas, acabó destrozado por la ambición del soñador de tesoros.

No son precisamente figuras con mucho detalle sino más bien todo lo contrario: son esculturas de formas convencionales y reconocibles, casi abstractas. Algunos presentan órganos sexuales masculinos pero sin embargo, no existe ninguno con órganos sexuales femeninos.

Todos los hallados hasta ahora tienen la misma postura, de pie, aunque de algunos se puede deducir que se hallan en posición de embestida. Las medidas pueden variar de unos a otros: los hay de medio metro de largo y otros que casi alcanzan los tres metros. En cuanto a la tipología, se han destacado cinco clases de toros y cuatro clases de cerdos lo que se ha interpretado como distintos estilos pertenecientes a diferentes talleres regionales.

   Teorías formuladas alrededor del posible significado de los verracos:

  1. Significado funerario: existen algunos verracos que son contenedores o cierres de sepulturas ya en época romana, lo que no quiere decir que fueran esculpidos por romanos ni en época romana sino que seguramente se reutilizarían con este fin.
  2. Demarcadores de zonas de pasto: según esta teoría, las élites usarían los verracos para señalar los territorios que les pertenecían. Esto podría explicar los distintos estilos de esculturas que existen.
  3. Protectores del ganado: ya que el ganado era la principal base económica de los vettones, no sería raro que los verracos actuaran como una especie de enormes amuletos o talismanes que servían para proteger a los animales.
  4. Elemento identitario: ya que algunos verracos se han encontrado en las zonas fronterizas con los galaicos, astures, carpetanos y oretanos, se ha sugerido que los verracos también podían delimitar las fronteras con estos pueblos.
  5. En cualquier caso, parece ser que los verracos servirían de emisores de un mensaje colectivo, algo que todo el mundo comprendería nada más ver las figuras en la distancia.

BIBLIOGRAFÍA

CELTICA HISPANA
BLANCO FREIJEIRO, A. (1988), Las estatuas de verracos y las fíbulas zoomorfas celtibéricas en Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, t 1, pp. 69-78
RUIZ ZAPATERO, G y ALVAREZ SANCHIS, J. (2008), Los verracos y los vettones en Arqueología vettona: la Meseta Occidental en la Edad de Hierro, pp. 215 – 231

G ONZALO RUIZ ZAPATERO/JESÚS ÁLVAREZ-SANCHÍS/ Los verracos y los vettones

 

 

Homenaje a la mujer pasaroniega en el día de Extremadura.

Homenaje.

Extraído de WWW.asociacionculturallamagdalena.wordpress.com. 

Este año, en el Día de Extremadura, la Asociación Cultural de la Magdalena junto al colectivo de Amigos del Palacio, han homenajeado a la mujer pasaroniega en un emotivo acto celebrado en los jardines del palacio.

IMG-20180909-WA0004

Por medio de unos paneles distribuidos por el jardín, se mostraron cerca de doscientas fotografías de mujeres pasaroniegas de los últimos dos siglos, recordando su indispensable aportación al crecimiento y la prosperidad de la villa, y reivindicando su visibilidad social, prácticamente nula en la época que les tocó vivir.

Las Pasaroniegas: una raza de mujeres fuera de lo común.

Todos y todas las presentes coincidieron en resaltar la extraordinaria relevancia de la mujer pasaroniega en la estructura social y familiar, algo que no es fácil de encontrar en otras comunidades, y en subrayar el hecho de que, aunque la sociedad se empeñase en ningunearla, sin su empuje, Pasarón no hubiese alcanzado las cotas de prosperidad que en su momento alcanzó.

Se habló de su tesón, de su capacidad de esfuerzo y trabajo, de su carácter valiente, emprendedor y vital, herencia quizás de sus antepasadas las valientes y tenaces vettonas que habitaron estas tierras hace muchos siglos y que, no cabe duda, dejaron su impronta en estos valles.

También hubo palabras para reconocer las dificultades por las que tuvieron que pasar: “Es de justicia poner en su lugar el esfuerzo de estas mujeres, que lucharon por sus familias y por la comunidad, en un tiempo en el que la sociedad las relegaba a un segundo plano detrás del “hombre de la casa” comentaba D. Antonio Hernandez, tras leer unas emotivas líneas de homenaje a las mujeres.

Hubo emoción en muchos de los asistentes al reencontrarse con sus antepasadas, también al descubrir fotos que no conocían de sus abuelas o sus madres. Afloraron los recuerdos, hubo lágrimas, pero sobre todo hubo mucha ternura y emoción. Hay que agradecer el enorme esfuerzo del colectivo de Amigos del Palacio, por buscar, digitalizar y ordenar esta indispensable colección de las mujeres de Pasarón.

Animados por la buena respuesta de esta experiencia, hablaban de dar un paso más y elaborar una exposición interactiva, no sólo con las imágenes fijas de sus rostros, sino que esas fotos enlacen a vídeos en los que sus familiares dibujen un perfil sobre su vida, retazos indispensables para reconstruir la historia de Pasarón. “Es una tarea gigantesca, pero eso quedaría para siempre” apuntaron desde el colectivo.

Miembros de la Asociación de la Magdalena, hablaron de los proyectos que se acometerán en este curso, entre ellos, la importante representación teatral de La Magdalena, que puede suponer un enorme espaldarazo para poner a Pasarón en el lugar que le corresponde y de una vez por todas, entre en los planes de recorrido turístico de los visitantes de La Vera. Prevista para mediados de Julio del verano que viene, y para la que la Asociación pide la ayuda de todos los pasaroniegos. “Cualquier colaboración será bienvenida”.

2

Para finalizar, se pidió a las mujeres asistentes al acto, entre ellas muchas integrantes de La Asociación de Mujeres de Pasarón de La Vera, que entonaran el himno de Extremadura, a capela, sin banda, ni pianista, ni playback de fondo, y lo hicieron encantadas y muy bien por cierto.

Como todos los años, se celebró una degustación  de aceites de productores de la zona acompañándolo de un buen vino.

IMG-20180909-WA0014

La lluvia, femenina ella, retuvo todo su agua esperando a que el acto hubiese terminado y todos y todas las asistentes estuvieran a buen recaudo en sus casas, para descargarla de golpe sobre las calles y plazas vacías. Un espectáculo que hacía años no se veía en Pasarón.