JORNADAS TAURINAS

IMG_9698

Durante el fin de semana pasado, viernes y sábado, se han celebrado jornadas taurinas, organizadas por el ayuntamiento y grupo AYA Consultores, subvencionadas por la Junta De Extremadura.

818073_1

 

 

Hemos contado con la participación del torero y comentarista de Canal Extremadura Manuel Bejarano.

 
La jornada del viernes, en el salón de actos del centro “María De Luna”, consistió en charlas y debate sobre:

IMG_9606El toreo de salón, encastes, impacto socioeconómico del mundo del toro, proceso y desarrollo del torero, valores de la tauromaquia, suertes…

 
La jornada del sábado, en las instalaciones de la antigua cooperativa, consistió en el manejo de los distintos “trastes” y de las distintas “suertes “ del toreo.

IMG_9694

 

“Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí.”
Ernest Hemingway

“50 AÑOS DE LA TRAGEDIA DEL SALTO DE TORREJON”

El pasado jueves, 22 de octubre,  se cumplieron 50 años de uno de los accidentes labrorales más graves  del siglo XX en España.

“Las presas  del Tajo y el Tiear estaban en construcción,la ataguía que frenaba el paso del agua del canal se rompió y desencadeno la tragedia.”

“Se reconocieron oficialmente 54 cadáveres y otros 10 de accidentes anteriores, pero aun hoy en día se desconoce su número real, pues algunos desaparecieron aguas abajo.”

“La tragedia fue envuelta entre el silencio y olvido del régimen franquista; las presas jamás fueron inauguradas y Franco no vino, a pesar de tener previsto, ni se dio ningún tipo de explicaciones al respecto”

Aqui os dejamos un articulo   de Carmen Monforte publicado en el periodico EL PAIS el 22/10/15 al respecto de dicho accidente.

Los 60 muertos de Monfragüe que Franco ocultó

El dictador y la familia Oriol silenciaron el accidente que costó la vida a decenas de obreros en la mayor tragedia laboral en España

1445458030_939038_1445458420_noticia_normal
Camiones y maquinaria arrastrados por las aguas tras reventar la compuerta el 22 de octubre de 1965. / EL PAÍS

 
Hacia las nueve de la mañana del 22 de octubre de 1965, los niños del poblado obrero de los Saltos de Torrejón El Rubio, en pleno corazón de Monfragüe, apuraban el desayuno antes de ir a la escuela. El pueblo había sido levantado por Hidroeléctrica Española (hoy, Iberdrola) para albergar a familias de trabajadores que durante siete años participaron en la construcción de dos presas contiguas: una sobre el río Tajo y otra sobre su afluente el Tiétar, en un paraje del hoy Parque Nacional donde ambos ríos casi se tocan. La colosal infraestructura, en el que llegaron a trabajar hasta 4.000 personas, en su mayoría de otros pueblos de la provincia de Cáceres, tenía una particularidad: el enorme túnel o canal que se construyó para comunicar los dos embalses y bombear agua.

El poblado, ubicado en la orilla izquierda del Tajo, a unos 500 metros de la presa, lo formaban pequeñas viviendas y chozos construidos por los propios obreros, muchos de ellos campesinos para los que el nuevo pantano era una oportunidad contra la emigración. Algunos de los servicios se encontraban en el poblado de la margen derecha, “el de arriba”, donde vivían los ingenieros y mandos encargados de la obra. Pero todos los niños compartían la misma escuela y a ella se disponían a ir aquella aciaga mañana de octubre cuando un ruido ensordecedor de sirenas y griterío los empujó, a ellos y a sus madres, monte arriba angustiados por la suerte de los padres, maridos e hijos que se encontraban en pleno cambio de turno.
Evacuados por la guardia civil, las asustadas familias sortearon brezos y jarales hasta un otero donde permanecieron hasta la noche. Desde allí pudieron ver con horror cómo el cauce del río, minutos antes seco, arrastraba aguas turbias y enfurecidas con un ruido atronador y cómo en el puente que unía ambas orillas y en algunas laderas los hombres se movían “como pájaros”, tal como lo recuerda Maricarmen Flores, entonces una niña.

Las víctimas reclaman un gesto de justicia póstuma: una placa con los nombres de los fallecidos

 
Lo que no podían imaginar es que ese día y en aquel lugar se estaba produciendo el accidente laboral más grave de la historia de España y la tercera mayor tragedia humana relacionada con la rotura de una presa. Una compuerta provisional (o ataguía) de 14 toneladas que cerraba el túnel de bombeo reventó por la presión del agua embalsada y anegó dicho túnel, de 16 metros de ancho, la central hidroeléctrica subterránea y varias galerías, segando la vida de dos cuadrillas de obreros que trabajaban en su interior. Pero el desastre no acabó ahí: el agua rebosó y arrastró consigo a otro grupo de trabajadores que remataban algunas tareas en el cauce seco del río. Y se agravó al verse la compañía obligada a abrir los aliviaderos del embalse para librar de agua los túneles e intentar rescatar a los fallecidos. El paraje quedó como tras un bombardeo, con hierros, escombros y maquinaria arrastrados por el agua. Se reconocieron oficialmente 54 cadáveres y otros 10 de accidentes anteriores, pero aun hoy en día se desconoce su número real, pues algunos desaparecieron aguas abajo.

 
Obra colosal

1445458030_939038_1445458763_sumario_normal                                     La presa en construcción. / EL PAÍS
El pantano, cuya construcción había comenzado en 1959, estaba prácticamente terminado. De hecho, en aquellos días se había procedido a su llenado para comprobar el funcionamiento de los aliviaderos. Todos los testigos coinciden en que los responsables del embalse se excedieron en su llenado (el nivel del agua estaba a apenas 83 centímetros del tope) y de investigaciones oficiales posteriores se desprende que la compuerta de la desgracia no reunía los reglamentarios requisitos de seguridad. Y lo que iba a ser una fiesta, “ver las cascadas de espuma de agua desde los aliviaderos por primera vez”, en palabras de una víctima, se convirtió en una gran tragedia que no acabó ese día, pues durante meses se siguieron encontrando cadáveres (el último aparecería a mediados de 1966) y miembros mutilados de los desdichados obreros. Además, fueron los propios compañeros los encargados de rescatar a los supervivientes y cadáveres e incluso del traslado de los ataúdes en camiones que se entregaron precintados a las familias.
Pero otra capa de agua más oscura anegó la tragedia: la de la censura franquista que, en connivencia con la oligarquía representada por la todopoderosa familia Oriol (propietaria de Hidroeléctrica Española, que después construiría la gran presa de Alcántara, y muchos años después daría lugar a Iberdrola) y José María Aguirre Gonzalo (a la sazón, presidente de Agromán, la constructora encargada de las obras hoy integrada en Ferrovial). La dictadura de Franco no parecía dispuesta, en pleno boom de construcción de pantanos para producción eléctrica y regadíos, a que el desastre de Monfragüe, se le escapase de las manos como ocurrió en 1959 con el de Ribadelago, donde fallecieron 144 de sus habitantes, que tuvo una gran repercusión mediática nacional e internacional.
Las presas de Torrejón El Rubio comenzaron a funcionar en 1966. Franco nunca las inauguró.
Así, los periódicos de la época (Arriba, ABC, Pueblo o Ya) informaron del accidente de forma escueta y casi anecdótica, dando casi más relevancia a la labor paternalista de las autoridades. El Nodo del 1 de noviembre se hizo eco del mismo en menos de un minuto. El silencio oficial hizo que ni siquiera en los pueblos de la provincia se haya conocido el suceso hasta hoy. La importante investigación de las documentalistas del Parque Nacional de Monfragüe, Rosa Escobar e Inés García Herrero, Los Saltos de Torrejón: una historia por contar, ha despertado por fin el interés por la tragedia.
Y si la información brilló por su ausencia, de la justicia poco que añadir. Las viudas recibieron apenas 20.000 pesetas y otras 5.000 por huérfano a cambio de renunciar a cualquier reclamación. La instrucción abierta por el juzgado de Navalmoral de la Mata acabó en 1970 con el sobreseimiento del caso en la Audiencia Provincial de Cáceres, pese a las pruebas de negligencia aportadas por los peritos. De la investigación de Escobar y Garía Herrero se desprende que más que defectuosa, la ataguía fue mal colocada. Muchos de los supervivientes se conformaron con el contrato fijo o el empleo con los que la eléctrica los Oriol les compensó.
Pese a la tragedia, o como consecuencia de ella, decenas de niños que pasaron su infancia en los Saltos mantienen un foro en internet en el que intercambian sus vivencias y la de aquella triste mañana en que no terminaron su desayuno. Solo reclaman un gesto de justicia póstuma. Paquita Martos y Ernesto Ávila son dos de aquellos niños que no han cejado en reivindicar la memoria histórica: “Queremos que se restituya la placa con los nombres de los fallecidos que hasta hace pocos años figuraba en la antigua capilla de los Saltos y que Iberdrola eliminó sin más explicación”. De todos, insisten, pues suponen que en ella no figuraban los empleados de Agromán.

 
El héroe del río y la tumba desconocida
A la tragedia de Monfragüe no le faltó un héroe, que sirvió al Gobierno y la compañía para distraer la atención sobre la inmensa tragedia. “El héroe de Torrejón”, así bautizó la prensa de la época con todo merecimiento a José Martín Malmierca, un avezado conductor de grúas natural de Malpartida de Plasencia que se encontraba trabajando en el cauce seco del río en el momento del accidente y salvó con una cesta enganchada a la pluma de su grúa a 25 o 30 compañeros. Recibió de Franco la medalla del mérito al trabajo y el ofrecimiento de Hidroeléctrica de trasladarse a trabajar a las oficinas de la central en Madrid, lo que él declinó. Malmierca fue también premiado con una visita a Roma y la revista Alba la pagó una estancia en Marbella.
El envés de esta historia es la del trabajador de Arroyo de la Luz, Agustín Oliva, cuya tumba fue hallada por la familia en 2007 en el cementerio de Toril, una pequeña aldea de Monfragüe. Tras 42 años desaparecido, sus hijas, María Victoria y Felisa, una de sus hijas, descubrió la carta que el juez de Navalmoral de la Mata que instruyó el caso envió en su día al Ayuntamiento de Arroyo de la Luz, informándole de la ubicación de los restos de su padre. La carta fue entregada a su tía, pero la mujer no sabía leer.

Fuente: EL PAIS/ Carmen Monforte 22/10/2015

Tambien os dejamos  dos  enlaces de documentales  emitios en Canal Extremaduta y en RTVE

Crónicas Torrejón 1515

Tragedia del salto de Torrejon

LOS HIGOS DE PASARÓN DE LA VERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un domingo de este pasado agosto me comentaba mi compadre y amigo Alberto “Coco” la importancia que día a día va adquiriendo la producción de higos en Pasaron de la vera y me proponía la necesidad de impulsar y mejorar la comercialización del producto a través de la organización de unas jornadas o algo parecido. En un primer momento no le hice caso ni le presté ninguna atención. Días después me acorde del asunto y me puse a darle vueltas a todo lo que me dijo y empecé a estudiar la idea.

El higo, es una fruta típica mediterránea, apreciada durante siglos por diferentes culturas. Se tiene constancia  que entre 4000 y 5000 años a.J.C. ya se consumían en el antiguo Egipto. Según la Biblia, el primer árbol del Edén fue el de higo y la cultura Mesopotámica (la más antigua de la humanidad) lo denomina “El árbol del conocimiento”.
En la India la higuera es árbol sagrado. Buda lo tiene en su famoso “balete”, en que representa fuerza y vida. Incluso Cleopatra no escapa de la historia del higo, ya que ella fue envenenada por una serpiente áspid que llegó en un canasto con higos. En la cultura española es uno de los frutos más apreciados, El primer árbol que plantaron los españoles en América fue una higuera.
Cuando los sacerdotes católicos españoles construían un convento siempre sembraban una higuera, lo cual hizo que los antiguos peruanos la empezaran a llamar “El árbol de Dios”,  dando también fama a la higuera de ahuyentar los malos espíritus y atraer la fortuna.

Los higos también se conocen como la fruta de los filósofos, pues eran el manjar predilecto de Platón; Hipócrates los usaba para combatir los estados febriles, y Galeno aconsejaba su consumo a los atletas. En las primeras Olimpiadas, los ganadores eran coronados con hojas de higo y como premio les entregaban higos para comer. El mismo Mahoma dijo: “Si pudiera traer un fruto del paraíso, éste ciertamente seria el Higo”

La primera mención histórica del cultivo de la higuera en Pasarón de la Vera data de 1503 donde Lucio Marineo Sículo, en su obra De Rebus Hispaniae Memorabilibus, describe textualmente: “… y mas embaxo deste vimos a Pasaron puesto en un valle que paresce altar en medio la trabuna del templo/lugar muy fructífero de todos generos de arboles: y especialmente de higos que son allí innumerables..”

IMG_3700

 

Más tarde el Catastro de Ensenada (1753-1755) vuelve a describir el tema con mayor exactitud y precisión: “las higueras se hallan en las viñas. El higueral ocupa una superficie de veintinuna fanegas; las de primera calidad tres, once de las de segunda y siete de la tercera. Cada fanega puesta de higueral, que se ocupa con ciento y sesenta pies puestos con el orden y método regular, produce en la forma que aquí está hecho el plantío la de primera calidad treinta fanegas de higos pasados, veinte la de segunda y diez la de tercera. La fanega de higos pasados tiene un valor de diez y seis reales…”
La cultura del higo  está profundamente arraigada en Pasarón de la Vera. Recuerdo la instalación de las paseras en las solanas, protegidas por los voladizos de los tejados , para secarlos al sol; y nuestros padres coger,  seleccionar los higos de pezon largo, escaldarlos y almacenarlos en una tinaja de barro para su consumo en el invierno.

paseras

Según Simón Guadalajara Solera (Lo Pastoril en la Cultura Extremeña-1984-) existen varias denominaciones según el color o la forma; o según su aparición temprana, “ higo de San Pedro” o granillo, que es el que comúnmente se utiliza para su conservación en seco, con un ligero espolvoreo de harina para ayudar a absorber la humedad, o tardía: higo “añogal” o “boñigal”. Otra denominación pintoresca esa la del higo “burreño” o “poyino”, porque guarda parecido con los genitales del asno. Reseñar el nomenclátor del higo  como exponente de su valor dentro de la economía familiar:
– Higo granillo: el tempranero, de color blanco.
– Higo verdejo; pequeño, de color verde.
– Higo prieto: negro.
– Higo poyino o burreño: también de color negro.
– Higo boñigal; piel negra y pulpa roja. También Santo.
– Higo pezón largo: (picholetero y zuel).
– Higo cuello dama: muy exquisito.
De los datos históricos y económicos podemos extraer la importancia que la producción de higos ha tenido en Pasaron a lo largo de su historia. Este producto de honda raigambre no sólo en Pasaron sino también en La Vera se comercializa bajo la denominación de Valle del Jerte.  Reivindiquemos la autenticidad y el carácter genuino de lo nuestro, no la de falsas identidades como es la del Valle de Jerte.

front.5.400

Tiene razón mi compadre y, por ello, propongo a las autoridades locales, la celebración de un evento, con ponencias, talleres, exposiciones y actividades culturales enfocado a la recuperación de las señales de identidad de productos tradicionales y autóctonos, ensalzándolos y reclamando nuestra cultura como modelo de economía sostenible en el medio rural.

 Otoño Cultural

otono-en-pasaron_1004336

Hoy domingo, 18 de Octubre, a las 18:30 en el salón de actos del Centro Residencial María De Luna , dará comienzo el inicio del Otoño Cultural.

Durante los meses de Octubre , Noviembre y Diciembre se realizaran diferentes actividades como en años anteriores.

 
Hoy se llevara a cabo una “EXHIBICION DE KARATE” a cargo de la asociación deportiva de Jaraíz de la Vera, Losar de la Vera , Aldeanueva de la Vera y Cuacos de Yuste.

(Tambien estaba programado   la presentacion del programa de Cruz Roja “Exploremos las fronteras en busca de los derechos humanos”, por circunstancias se ha tenido que aplazar.)

 
A continuación “chocolate con churros” para todos los asistentes, quedando inaugurado así el  Otoño Cultural 2015 .

Pasarón celebra la Virgen del Pilar (Día de la Hispanidad)

El pasado día 12 de octubre se celebró en la iglesia de nuestra localidad una misa en honor de la Virgen del Pilar.

Virgen del Pilar 2
Virgen del Pilar 2

Nuestro paisano Antonio “Canales” llevó a la iglesia una réplica de la Virgen del Pilar de Zaragoza.

La Santa Misa fue celebrada con la Virgen del Pilar junto a la Virgen de Rosario (Cuya imagen se está venerando este mes en la parroquia).

NUESTRO PUEBLO EN CANAL EXTREMADURA

Una vez más las cámaras de Canal Extremadura se han acercado a nuestro pueblo. Esta vez es el programa “Con Permiso” el que ha venido a visitarnos.

con_permiso_0

Para todos los que nos seguís desde fuera de la comunidad, para  todos aquellos que, aún estando aquí, no lo pudisteis ver y para los que ya lo habéis visto pero queréis volver a verlo…. aquí os dejamos el enlace del programa completo.

 

LA LÁPIDA DE LA GUERRA CIVIL EN PASARÓN DE LA VERA

La colocación de símbolos franquistas, una vez finalizada la Guerra Civil española,  se centró básicamente en dos áreas, el callejero, al cual le añadían denominaciones acordes con el nuevo régimen -calle del Generalísimo por la Calle o Camino Real, Calle José Antonio Primo de Rivera, actualmente Avda. de la Constitución, Calle General Mola por la antes denominada Calle Canalejas y hoy Calle la Magdalena y la actualmente Calle Santiago Cortés, antes calle Toril o El Toril, y lo que ahora se llama mobiliario urbano, esto es, monumentos y lápidas conmemorativas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En un primer momento se erigió una cruz de hormigón armado en la calle Barrio Nuevo, hoy calle Cotos (junto a las escuelas). Posteriormente, dicha Cruz es derribada y en su lugar se colocó en uno de los muros de la Iglesia la lápida Caídos por Dios y por España,  yque todos hemos conocidos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La lápida era de mármol blanco,  con una cabecera en la que campea el escudo de la Falange y la divisa “Caídos por Dios y por España”, junto con los nombres de José Antonio Primo de Ribera. A continuación vienen los nombres de los fallecidos, diecinueve en total, a una columna y en orden aproximadamente alfabético. Bajo la lista de los nombres, por último, aparece la también falangista divisa de “¡PRESENTES!”.
Los nombres que aparecían en la lapida eran:
SILOS GONZÁLEZ, TEODORO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
LOZANO PIZARRO, ANTONIO.- Natural de Pasarón de la Vera
LUENGO FERNÁNDEZ, FERMÍN.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres)
MATEOS GONZÁLEZ, FRANCISCO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres)
MARTÍN IÑIGUEZ, FIDEL.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
MATEOS GREGORIO, DANIEL.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
HERRERO MARTÍN, JOSE.
MUÑOZ INFANTE, AGAPITO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
MATEOS PRIETO, FRANCISCO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
PABLO TALABAN, RAMÓN
SÁNCHEZ MUÑOZ, HERMENEGILDO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres)
RODRÍGUEZ NEVADO, JOSÉ.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
SÁNCHEZ FERNÁNDEZ, EUGENIO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres
GONZÁLEZ PASTOR, RAFAEL.
FERNÁNDEZ FDEZ., MARCELINO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
VILLANUEVA MUÑOZ, PAULINO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
LOPEZ SÁNCHEZ, PETRONILO
VALLINOTO MUÑOZ, EMILIO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).
CANTILLO SÁNCHEZ, FRANCISCO.- Natural de Pasarón de la Vera (Cáceres).

Debido al estado de los tacos de madera sobre la cual estaba anclada y al desinterés local en su conservación, la lápida se cayó y se ha perdido definitivamente.

lapida 0 (2)
En lo que a mí respecta, creo que como hijo del pueblo, como dicen en estos lares, no debemos ignorar y olvidar a nuestros padres o abuelos que dieron la vida en el combate, siendo un deber de nuestra generación recuperar su memoria y honrarlos de nuevo para  el futuro. Como propuesta personal propongo una colecta vecinal para hacer una nueva lápida en la que estarán los diecinueve nombres y que pertenecen a ambos bandos.

Si estás interesado en nuestra propuesta puedes inscribirte en la lista de aportaciones que a continuación abrimos:

Ismael Muñoz García………20 euros.

Juan Pedro Marcos Mateos …..20 euros.

Tu eres el siguiente.