S.O.S EL CRISTO DE LOS PERDONES

             


  • image                                         Quiero denunciar públicamente una nueva fechoría hacia el Cristo de los Perdomes por parte del Cura de esta Parroquia, consentida por la Junta Parroquial  y la complicidad de los fieles y autoridades locales.                      La imagen del Cristo de los Perdones  de nuevo ha sido colocada en el suelo para su culto con  el riesgo que ello supone.                                             Nuestra amiga Montserrat Cruz Mateos nos decía en una ocasión anterior sobre el tema que el patrimonio cultural no nos pertenece . Es nuestra obligación como ciudadanos mantenerlo para transmitirlo a nuestras generaciones venideras.                                                         El  culto no puede entrar en confrontación con la conservación y el mantenimiento de la imagen.         Sensatez y  responsabilidad  es lo que  carece esta Parroqia de cara a la conservación de nuestro legado cultural declarado Monumento recientemente .                                           Ruego al Obispado de Plasencia , como legítimo propietario  del  la Iglesia con todo su contenido , que adopte todas las medidas que estén a su alcance y , como medida cautelar,  trasladar al Museo del Obispafo  todas las imágenes, muebles y enseres incluidos en la declaración de Monumento de cara a garantizar su  conservación .

2 comentarios sobre “S.O.S EL CRISTO DE LOS PERDONES”

  1. No es la única “fechoría” que he observado en la iglesia en los últimos meses. El Salvador está o estaba meses atrás en la tribuna, totalmente asomado de cuerpo entero a la barandilla, sin protección ninguna, literalmente suspendido en el aire a 10 metros de altura y a unos 10 cms del vacío. Comenté a alguna mujer de las que canta en el coro la posibilidad de que tras cualquier empujón pequeño podría caerse y las consecuencias ya las sabemos, pero muy convencida y tranquila dijo que no se caía, como sí no viese el peligro. Desde aquí quiero exponer mi malestar ante dicha situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *