1927, UNA CAPEA QUE ACABA EN MOTÍN EN PASARÓN DE LA VERA.

Ahondando en el carácter popular de las fiestas taurinas de Pasarón  os recuerdo los hechos acaecidos  en 1927.

motin 1

El día 17 de agosto de 1927 apareció publicado en el Heraldo de Madrid (Diario publicado en Madrid entre 1890 y 1939  y de mayor circulación, no solo en Madrid, sino también en el resto de España) la siguiente noticia sobre la capea de Pasarón de la Vera y que transcribo textualmente:
” UNA CAPEA QUE ACABA EN MOTÍN EN PASARÓN DE LA VERA.
Se conocen detalles de los sucesos ocurridos en el pueblo de Pasaron de la Vera con motivo de la capea celebrada días pasados.
A la capea acudieron muchos vecinos de los pueblos próximos, la
mayoría de Jaraíz de la Sierra. El toro arremetió contra una veintena de hombres que se guarecían bajo un tablado, quienes recibieron al animal a pinchazos, palos y pedradas. La res empezó a sangrar por el cuello.
Entonces surgió el motín. Corrió la voz de que eran los forasteros los que habían herido al toro, y enseguida se formó contra ellos una espantosa cruzada.
Los forasteros se refugiaron en las casas próximas y huyeron por los tejados, mientras la Guardia civil trataba de contener a los amotinados.
A uno de los forasteros que corría por un tejado le dieron varias pedradas. A un joven, hijo de un rico ganadero de Jaraíz, tuvieron que defenderle contra las turbas la Guardia Civil, el juez y el dueño de la casa donde se había refugiado.
Costó mucho trabajo restablecer el orden.”

motin en Pasaron  Heraraldo de Madri 17-08-1927

Los mayores del pueblo matizan la noticia y dicen que el toro se acercó a la barrera y allí, un vecino de Jaraíz conocido como El Palatino, sacó una daga y mató al toro. La razón de ello obedecía a los enfrentamientos que tenía esta familia con el pueblo de Pasarón acerca del agua de la Garganta Redonda. Esta familia pudiente de Jaraíz era dueña de la finca Las Regaderas en la cual  afloran los manantiales y discurre el acueducto hecho por el Sr. de Pasarón para abastecimiento del municipio. Desde hace siglos existe un contencioso sobre el aprovechamiento de dichas aguas que al día de hoy aún persiste. Dado el odio y animadversión del personaje al pueblo de Pasarón , y al amparo de sus vecinos jaraiceños, mató al toro como he señalado. Los pasaroniegos, al enterarse que era “Palatino” fueron en su búsqueda para lincharlo, éste se refugió en la casa de Tío Teodoro, el de las Ra, (Teodoro Rufo)  y por el tejado pasó a la casa de D. Luis Prieto, Casa de Dña. Pepa, desde donde pudo huir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LOS ENCABEZADOS EN LA FIESTAS TAURINAS DE PASARÓN.

Imagen 025

La fiesta de los toros es para la mayoría de los pasaroniegos una de las más importantes del pueblo, donde los protagonistas no son otros que los vecinos, y nos guste más o menos, nos parezca una costumbre medieval o una realidad incuestionable, lo veamos como un atentado a los derechos de los animales o como una importante seña de identidad, nos parezca mala o buena, lo cierto es que resulta innegable la presencia del toro y todo lo que rodea a éste en la cultura pasaroniega.

Explorar224

Porque las fiestas taurinas  del Salvador son un sentimiento, una tradición tan arraigada que se puede constatar  en los libros de historia del municipio o en nuestro rico folklore.

Explorar960

Explorar198
No obstante, la idiosincrasia de las fiestas ha ido variando poco a poco a través de los años, se ha ido “puliendo”, por así decirlo así. Hace una década las cosas cambiaron  de forma sustancial, sobre todo en el aspecto humano. Alguna de las figuras   se han eliminado sin más, con un claro desprecio a los sentimientos del pueblo. Me refiero a Los Encabezados o Junta de Encabezados y que podíamos definirlos como los representantes de los vecinos que se encargaban de la organización y celebración de los festejos taurinos.
Más adelante nos referiremos al carácter tradicional de nuestra fiesta taurina a traves de una charla en la que pondremos de manifiesto todos estos asuntos.

Explorar979